in

River quiere ratificar su reacción donde su crisis se profundizó

River quiere ratificar su reacción donde su crisis se profundizó

Fue ahí donde todo comenzó. O, al menos, donde los síntomas empezaron a presentarse con mayor énfasis en un año signado por una irregularidad crónica. Y es allí, pues, donde River pretende dejar atrás definitivamente el sinuoso inicio de semestre para relanzarse y recuperar terreno en las tablas de la LPF pero sobre todo en aquella que definirá las plazas para la Libertadores 2023.

River regresa al lugar en donde comenzó la pesadilla del semestre: aquel 0-1 ante Vélez no sólo le inclinó desfavorablemente el cruce de octavos de Libertadores sino que empezó a preocupar a Gallardo.

Aquella sensación de que por primera vez en ocho años no hallaba herramientas -algo que aseguran le reconoció en la intimidad a Francescoli- quizás la comenzó a percibir en esa noche de Liniers en la que aseveró que “peor que esto no podemos jugar”: al equipo le faltó músculo, vigor, tensión y atención. Y si no fue goleado fue porque Armani hizo lo imposible para sostener una desventaja mínima que mantuviera viva la serie.

Lo que ocurriría una semana después en el Monumental fue un atisbo de lo que se avecinaba: la remodelación del deté con la aparición en la zaga de Maidana, la inclusión de Casco y Aliendro. Pero la insistencia de VAR para que Roberto Tobar cobrara una mano imperceptible de Suárez al marcar el anulado gol del 1-0 acabó desdibujando todo.

Y entonces la derrota 0-2 ante Godoy Cruz, con un River más parecido al del Amalfitani que al de la noche de la eliminación en Núñez, profundizó una sensación de crisis apaciguada con la revitalización que el equipo mostró ante Barracas Central. Y que permitió que Gallardo volviera a sentir que había con qué creer.

Que se cierre el círculo​

Esta noche ante Vélez, como para que el círculo de algún modo cierre como cicatriz de herida, el Muñeco necesitará ver que la retroalimentación que siempre recalca como necesaria entre cuerpo técnico, jugadores y dirigentes continúe activa. Vigencia que el deté aceptó luego del aliviador 3-0 en San Luis, cuando el Muñeco aceptó haber visto “buenas cosas” tanto en los históricos (Maidana, Armani, Casco) como en los talentos que necesitaba a tope para cubrir las salidas de Enzo Fernández y Julián Álvarez: Palavecino, Simón e incluso Barco, independientemente de Aliendro, quien no estará en el Amalfitani (fue expulsado ante GC).

Pero River se topará ante un rival que no consigue una victoria desde aquella noche de CL: Vélez apenas cosechó de a tres ante Rosario Central, en el fuero doméstico alinea dos derrotas consecutivas (Atlético y Colón) y merodea los últimos puestos de la tabla.

Medina necesita entonces recuperar aquel espíritu de competencia de tú a tú, aquella voracidad copera. Y en algún punto las realidades se conectan y regresan al pasado. Uno para tachar lo ocurrido y volver a ser. El otro para parecerse a lo que puede alcanzar. El final es en donde partí.

Mirá también

Tevez y el "gran partido" de Central

Mirá también

La sorpresiva reacción de los hinchas de Boca en la Bombonera

Fuente

Te gusto?

Publicado por Redacción FL

Partidos para hoy viernes 25 de marzo; Eliminatorias Mundialistas, Liga de Expansión MX y más

Partidos para hoy domingo 17 de Julio; Liga MX, Amistosos, MLS y más

El italiano Federico Bernardeschi deja la Juventus para fichar por el Toronto FC de la MLS | Fútbol

El italiano Federico Bernardeschi deja la Juventus para fichar por el Toronto FC de la MLS | Fútbol