in

Las fórmulas de Boca para el Súper

Las fórmulas de Boca para el Súper

Siempre los técnicos se toman un tiempo más. Siempre hay alguna otra táctica o nombre por probar. Siempre hay alguna sorpresa que se quiere filtrar. Siempre, el superclásico, empieza a jugarse a la hora de definir los equipos. Hay de todo. Dudas para despistar o incógnitas reales, nacidas desde el momento futbolístico, desde el semblante o desde el roce y la experiencia. Todo tiene su peso. Y en Boca, esto no es la excepción. Más que nunca, hay varias fórmulas para enfrentar a River. Y hasta una preocupación extra, por una molestia de Marcos Rojo…

Por empezar, Hugo Ibarra meterá varios cambios con respecto al triunfo contra Colón. Y eso tiene que ver, en principio, con que hay tres regresos que son una fija: Luis Advíncula, Pol Fernández y Alan Varela serán parte del 11. Ese movimiento, de por sí, va a generar un cambio rotundo en la formación, porque son hombres titulares, de peso específico en el equipo y con marcada influencia en el andar futbolístico. Y ahora, encima, deberá esperar por la recuperación de su capitán.

La práctica del miércoles fue a puertas abiertas para la prensa.

La práctica del miércoles fue a puertas abiertas para la prensa.

Mirá también

Boca le apunta a River: práctica abierta y gran clima

Mirá también

Espejados: claves del Súper más parejo de los últimos tiempos

Y ahí se abre el abanico de alternativas. Por caso, que vuelva Advíncula no significa que salga Figal. Incluso, la posible permanencia del ex Independiente en el 11 también podría dar origen a una línea de cinco, que Boca ya utilizó en otros superclásicos con Miguel Russo al mando, con buenos resultados en cuanto a la búsqueda de contrarrestar a un River que llegaba a esos duelos con cierta superioridad. Ahora, se piensa en esa fórmula, a pesar de que la paridad es mucho más marcada.

Con línea de cinco

Es una fórmula que empezó a trascender la semana pasada. Que en un principio tuvo olor a despiste, en este juego estratégico que también se vive en la semana, pero que no está descartada. De hecho, en el final del partido ante Colón, Ibarra la probó con el ingreso de Weigandt. En esos minutos con el Chelo en cancha, el resto de la defensa se paró con Figal, Roncaglia y Rojo de centrales y Fabra de lateral.

A Rojo, con una molestia, habrá que seguirlo de cerca.

A Rojo, con una molestia, habrá que seguirlo de cerca.

Mirá también

¿Con qué camiseta jugará Boca en el Súper?

Mirá también

Ibarra jugó en el Senior

Siguiendo esa ruta, el regreso de los peruanos Advíncula y Zambrano podrían darle forma a esa defensa de tres/cinco. Con la ventaja de que tanto Lucho como Fabra tienen buen criterio para pasar al ataque, lo cual en esa faceta los convertiría más en puntas de lanza. El que saldría, en ese caso, sería Roncaglia, ya que la línea de tres la armarían Zambrano, Figal y Rojo. Sin embargo, ahora hay un tema extra para definir esta táctica: esperar la recuperación del ex United, que terminó el entrenamiento con una molestia y es duda.

Con ese boceto, Pol Fernández, Varela y Romero o Ramírez completarían el mediocampo. Es decir, con respecto a Colón, saldrían Rolón y Payero, dos cambios que asoman cantados. Pero si Rojo no llega, la opción de la línea de cinco quedará automáticamente desactivada. 

Con doble nueve o un ataque clásico

Esa alternativa táctica, incluso, podría completarse con dos ataques diferentes. Una posibilidad es el doble nueve, Vázquez-Benedetto, que sean asistidos justamente por el juego por las bandas. Sin embargo, el presente de ambos no es muy alentador, no se han complementado bien cuando estuvieron juntos en cancha y no parece ser la opción con más chances. Pero…

Mirá también

Rossi y Romero, guante a guante en Boca

Pipa es una fija, como Fabra. Briasco pelea por un lugar, Rolón sale y Rojo... (Prensa Boca)

Pipa es una fija, como Fabra. Briasco pelea por un lugar, Rolón sale y Rojo… (Prensa Boca)

Mirá también

Operativo Superclásico: se definió cómo será el despliegue de la seguridad para el Boca-River

La otra alternativa es la más clásica: Benedetto de nueve y un punta como acompañante. Y ahí se abren las opciones. Langoni, de gran presente, tiene en contra su juventud. Briasco, quien volvió con un gol en Colón, tiene en contra su inactividad (le terminó pasando factura en Santa Fe). Pero entre ellos, en este caso, se disputarían la dupla de ataque.

Un 11, con línea de cinco y estas dudas de ataque, sería con: Rossi; Advíncula, Zambrano, Figal, Rojo (hoy en duda), Fabra; Pol Fernández, Varela, Romero/Ramírez; Langoni/Briasco/Vázquez y Benedetto.

Con línea de cuatro

Sería el esquema más coherente con la lógica aplicada a este ciclo, por lo menos desde que asumió Ibarra. Pero esta fórmula generaría una duda entre los centrales. El que sale seguro con el regreso de Advíncula es Roncaglia. Después, entre Figal y Zambrano lucharían por un lugar para acompañar a Rojo, si es que se recupera de la molestia. De lo contrario, los dos compartirían la zaga.

Figal podría seguir. El que sale es Roncaglia. (Prensa Boca).

Figal podría seguir. El que sale es Roncaglia. (Prensa Boca).

Si eso es con cuatro, el medio tendría un lugar más, que bien podría ser para Ramírez, el preferido de Riquelme a la hora de jugar los superclásicos. Y en ese caso, no habría duda entre él y el Melli: los dos tendrían camiseta.

Con esta idea, el ataque tendría mayor tendencia a jugar con un punta acompañando a Benedetto que con el doble nueve. Por todo, una opción de equipo con un esquema más clásico sería: Rossi; Advíncula, Figal/Zambrano, Rojo (hoy en duda), Fabra; Pol Fernández, Varela, Ramírez; Romero, Benedetto y Langoni/Briasco.

Fuente

Te gusto?

Publicado por Redacción FL

En Atlas preocupa lesión de Aldo Rocha lo que resta del Apertura 2022

En Atlas preocupa lesión de Aldo Rocha lo que resta del Apertura 2022

El "escorpión" de René Higuita ante Inglaterra cumple 27 años | Blog Deportivo

El «escorpión» de René Higuita ante Inglaterra cumple 27 años | Blog Deportivo