Conecte con nosotros

Futbol Argentino

«Hay que sacar los 30 puntos en juego»

Publicado

en

"Hay que sacar los 30 puntos en juego"

Por fin pudo debutar en Independiente. Joaquín Laso, el único refuerzo que llegó en el último mercado de pases, logró tener su estreno en el Rojo ¡a dos meses de su llegada! el lunes en el 1-1 ante Gimnasia. El defensor de 31 años reemplazó a Juan Insaurralde (suspendido por acumulación de amarillas) y pudo darse el gusto de jugar en el club de Avellaneda después de estar inhabilitado por las inhibiciones al club y luego de una lesión. Ahora, contó sus sensaciones en diálogo con Olé.

Laso en su debut en Independiente ante Gimnasia.

Laso en su debut en Independiente ante Gimnasia.

Mirá también

Eliminatorias: la tabla en vivo

-¿Qué sentís al haber podido debutar en el Rojo?

-Estoy contento, con la satisfacción de haberme sacado la espina por todo lo que me había preparado. Con ganas de sumar más minutos, de que nos vaya bien y poder conseguir puntos para seguir peleando ahí arriba, que es lo que queremos todos en el plantel. 

-Decís “por todo lo que me había preparado”. ¿Buscaste mucho este momento, llegar a un grande?

-Sí, por supuesto. Es el sueño de cualquier jugador. Hacer las cosas bien para poder llegar a lo más alto que uno pueda. El esfuerzo tiene que ser pleno, eso es lo realmente importante. Después, el techo es algo que te lo da tu calidad.

Mirá también

Julián Álvarez, uno de los que se quedó afuera del banco

-¿Cómo pasaste los dos meses sin poder jugar?

A veces un poco impaciente, pero intenté aferrarme o poner esa energía en la familia, en que se acomode bien, porque cambiamos todo. Aproveché el tiempo para eso.

-¿Fue difícil dejar Rosario para tu familia y vos?

Se sufre los cambios de ciudad, de casa, de colegio. Uno se queda con el cambio del jugador que, más allá de ser otro club, sigue teniendo las mismas cosas: el vestuario, la kinesiología, las canchas. Y detrás está la familia. Con mi mujer Marianela tengo dos hijos Mirko (8 años) y Malik (5) y hay que estar pendientes a cómo se sienten, a acompañarlos en los momentos malos. Hay tristeza, se tienen que alejar de los amigos, pero son dos genios que se adaptan. Hacemos que sigan en contacto con esos amigos y siempre se hacen nuevos. A veces es bastante estresante, angustiante, pero con la ilusión de ir a un lugar mejor.

"Puedo aportarle sacrificio, orden táctico para solucionar cosas y siempre intentar ser salida...".

«Puedo aportarle sacrificio, orden táctico para solucionar cosas y siempre intentar ser salida…».

Mirá también

El aplausómetro de la Selección vs. Perú

-¿Cómo es un día tuyo?

-Me levanto temprano. Ahí vivo ese despertar familiar desayunando con los chicos. Nosotros con mi mujer tomando mate. Aunque son pocos minutos estamos todos juntos y después cada uno arranca para sus cosas. Entreno temprano. A eso de las 7.30 estamos arrancando. Almuerzo en el club, por ahí estoy un ratito en casa y después tengo que ir a buscar al más grande al colegio. Intento cada vez que puedo hacerlo. Compartimos. Van a fútbol. Y los días que tengo libre trato de descansar, de recuperar. Siempre muy de familia y termino temprano el día porque mañana hay que volver a hacer todo.

-¿Y estás estudiando para ser entrenador de fútbol?

-Sí y voy observando lo que vive un cuerpo técnico. Me gusta la carrera: me sirve para darle un sentido a los conocimientos adquiridos en este tiempo y saber de otros en los que creo que somos bastantes ignorantes. Me gustan los equipos que atacan y atacan. Como fue el Barsa de Messi, Henry y Ett’o. Más cerca, Godoy Cruz juega muy bien. Y ni hablar River. De afuera está el Liverpool, los equipos franceses, los históricos de Holanda. Un montón. Igual, pienso en el presente. 

Mirá también

¿Qué pasa con los Ricky de Vélez?

-¿Mirar fútbol es uno de tus hobbys?

-Sí, antes miraba muchos partidos. Hoy con los chicos vas perdiendo un poco el poder de control (de la tele), ja, ja. Empezas a aprender dibujitos que o cosas que le gustan a ellos que no sabías que existían. Los chicos me hacen conocer youtubers, estan pendientes de lo que va pasando y me acercan a la realidad. Utilizaba youtube sólo para escuchar música y hoy por hoy también Twitch que es cómo la nueva televisión. Tampoco perdí de ver los partidos por la tele. Siempre me hago un lugar para ver a los equipos que más me llaman la atención o estoy enterado de casi todo lo que pasa en el fútbol.

-¿Qué te dejó haber jugado mucho en el Ascenso?

-Templaza, ja, ja. No volverte loco con las injusticias. Uno está un poco más presionado en lo que es la vida misma en el Ascenso: los sueldos, los horarios que hay que cumplir, las exigencias a uno. Si a vos ya te presionaron para que ganes un torneo y tal vez en el año nunca estuviste al día o tuviste los materiales básicos para entrenar… Todas esas cosas te van forjando, te fortalecen para que nada de lo que te suceda en el fútbol grande te mueva el piso.

Mirá también

Diego: la cuenta que abrieron los herederos y la amenaza por el uso de la marca

​-¿Y tener a Heinze como entrenador?

-Un montón de aprendizajes. Cambié muchísimo al tener ese cuerpo técnico. Gracias a Dios lo pude aprovechar.

-¿Qué podés aportarle al Rojo?

-Sacrificio, orden táctico para solucionar cosas, siempre intentar ser salida y de que le llegue lo más limpia posible la pelota a los delanteros. Y mucho trabajo para mejorar.

Mirá también

Las 10 cláusulas de rescisión más caras del mundo

-Perdieron puntos en los últimos partidos. ¿Qué deben mejorar?

Hay que ser más malos por momentos. Intentar cerrar los partidos. No sé si con juego feo, pero con todas esas cositas que vas aprendiendo con la experiencia. Tenemos jugadores chicos y a veces necesitás que en una jugada se demore un poco para respirar y bajarle los decibeles al partido. Son detalles, que al tener juventud lo terminás pagando. Necesitan de jugar partidos, de tener experiencia para ir madurando. El otro día igual (contra Gimnasia) fue el primer partido o uno de los pocos que a algunos les ha tocado vivir con gente. El haber tenido esa tranquilidad o no haber caído en la desesperación es muy valorable. Las cosas se están haciendo bien. Hay equipo.

-¿Qué es lo que más destacás del equipo?

-El orden, el intentar jugar por abajo. Creo que, salvo ante Godoy Cruz, en ningún partido nos avasallaron.

Mirá también

Los cambios que haría Falcioni ante Aldosivi

-¿Siguen en carrera en la Liga Profesional?

-Sí, no estamos lejos. Son nueve puntos, no es imposible y vamos a pelear por eso. Nos mentalizamos que tenemos chances matemáticas y falta un montón. Obvio que nos va a costar el doble porque no solo necesitamos sumar sino que los de arriba pierdan puntos. Ya no dependemos de nosotros pero sabemos que en el medio se van a cruzar entre ellos. Tenemos que aprovechar en el momento que alguno dé un paso en falso. Hay que ir por todo, a sacar los 30 puntos en juego.

-¿Tenés el sueño de ser campeón en el club?

-Sí, sí. Siempre pienso en grande. Hay que estar convencido de ir por todo. Si no, no vayas. Después, al final de la temporada ves hasta dónde llegaste. Pero en el camino siempre hay que luchar por estar arriba de todo.

El defensor se señala con orgullo el escudo del Rojo.

El defensor se señala con orgullo el escudo del Rojo.

Mirá también

Palermo mete mano contra Independiente

Fuente

Anuncio
Haga clic para comentar

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia