Conecte con nosotros

Futbol Femenino Iberoamérica

La Real es sometida a una condena

Publicado

en

La Real es sometida a una condena

La Real es sometida a una condena

Confirmado: habrá que seguir esperando para ver milagros. Salir con vida contra el Barcelona es imposible. El reproche a la Real tampoco viene a cuento ponderarlo. Profesional, fiel a los códigos de un plan, la puesta en escena en el campo del líder fue tan digna en la primera hora como aislada de las aspiraciones a puntuar. El fútbol es claro cuando las diferencias se distancian a años luz. No hay otra que rendirse a la evidencia. 

Normal que a la Real se le escapara algún gesto de impotencia. Emma Ramírez desesperada levantando los brazos; Nanclares propinando un puñetazo al césped. Gemma Gili agachando la cabeza. El Barcelona somete por todas las esquinas. Imponiendo una insultante hegemonía con la sociedad que en medio conforman Guijarro, Bonmatí y Putellas. Del descosido individual se encargaba la imparable Graham por el costado derecho. Para rematar las faenas, Oshoala no perdona, como buena delantera. 

La valentía, una lealtad extrema a los principios, fueron los instrumentos de la Real para plantar cara a las campeonas de Liga y Europa. El problema fue que el Barcelona también manda en las operaciones defensivas. Se trataba no sólo de sorprender, sino de completar una misión sin mácula. Fue imposible. 

El desajuste es letal. Como el que dejó sola a Rolfo en el segundo minuto. La Real pidió mano de Putellas. A remolque, el desafío se convertía en inhumano. Tan extraordinario como el empate. Eizagirre trazó un pase majestuoso, el desmarque de Amaiur rompió barreras, y la vaselina de Franssi fue exquisita para sortear la salida de Paños

Nanclares firmó dos paradones y Putellas falló con la portería libre, pero Oshoala duplicó su marca con la defensa de la Real en rompan filas y tras un garrafal pase de Nanclares. Mal sitio para cometer un grave error. 

Penalti claro a Amaiur

Por si fueran pocas las adversidades, el arbitraje fue desfavorable para la Real. No es la primera vez que sucede en el campo del favorito. Es una vieja historia. Si al 1-0 le pudo preceder una mano, con 3-1 Amaiur fue objeto de un claro penalti que Zulema González no se atrevió a señalar (estaba delante de una infracción indudable). 

La Real respondió con entereza el asedio del Barcelona en la segunda mitad. La retaguardia vigiló con más rigor la espalda, a las órdenes de Maddi. Hasta que un aire de grandeza, un intento de cañete  de Gemma Gili en zona peligrosa, derivó en el cuarto de Martens a placer.  

Hermoso y Maddi Torre, sin querer, Martens y Pina abultaron la condena hasta la saciedad. Abusó el Barcelona, puede que hasta más de la cuenta. Nunca renunció la Real a su idea y por eso encajó la goleada con cierto estilo. El día que se pueda controlar esta condena presupuestada, ya no será un milagro evitar que se produzca. 

Barcelona: Paños, Torrejón, Mapi León, Paredes, Rolfo (Hermoso, min. 58), Guijarro (Engen, min. 77), Bonmatí (Crnogorcevic, min. 77), Graham (Leila, min. 45), Putellas, Martens, Oshoala (Pina, min. 70). 

Real: Nanclares, Emma, Maddi, Tejada, Rábano (Izarne, min. 71), Arnaiz (Viles, min. 89), Gemma, Gaby García (Claudia, min. 82) , Amaiur (Mirari, min. 71), Eizagirre, Franssi. 

Goles: 
​1-0: Rolfo (min. 2)
​1-1: Franssi (min. 8)
​2-1: Oshoala (min. 22)
​3-1: Oshoala (min. 37)
​4-1: Martens (min. 61)
​5-1: Hermoso (min. 64)
​6-1: Maddi, en propia puerta (min. 82)
​7-1: Martens (min. 87)
​8-1: Pina (min. 92)

Árbitra: González González. Amonestó a Emma y Gaby García por parte de la Real. 

Incidencias: 3.549 espectadores en el Johan Cruyff. 

ver ficha partido



Fuente

Anuncio
Haga clic para comentar

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia